La Olimpiada Científica Juvenil Internacional (IJSO, por sus siglas en inglés) es la única olimpiada internacional oficialmente reconocida cuyo público objetivo son estudiantes de la ESO, una etapa en la que las vocaciones científicas todavía están indefinidas y hay margen para descubrirse a uno mismo.

Se trata de un certamen científico extremadamente inclusivo, que puede atraer a estudiantes cuyo principal interés sea la biología, la química, la física o las matemáticas; a los que más les atrae razonar o a los que prefieren realizar experimentos; a los proclives al trabajo en grupo o a los más individualistas. A lo largo de las distintas fases, muchos participantes podrán descubrir nuevos intereses o talentos de los que no eran conscientes, haciéndose una idea de cómo sería ser científico «de mayor» y, al mismo tiempo, averiguando qué disciplinas y enfoques se adaptan más a sus capacidades y afinidades.

Así, estudiantes de hasta 15 años se enfrentarán, en distintas fases, a pruebas de creciente dificultad, que combinarán ejercicios teóricos y prácticos; individuales y en equipo; de biología, química, física y matemáticas. Para ello habrán de recurrir a no solo todo su conocimiento científico, sino también a sus habilidades deductivas, su pensamiento creativo, su capacidad para el trabajo en equipo y su voluntad de implicarse al máximo y superarse a sí mismos.

La Olimpiada Científica Juvenil Española (OCJE) nace a imagen y semejanza de la IJSO y constará de dos pruebas: la fase autonómica y la final nacional.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies